Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto

REFLEXIÓN DE MONS. HÉCTOR AGUER,
Arzobispo de La Plata


 
en el programa Claves para un Mundo Mejor
(Canal 9)


EL MUNDIAL EN LAS ESCUELAS:
SE MENOSCABA LA CAPACIDAD EDUCATIVA


En los últimos días se ha entablado una pequeña polémica acerca de si está bien que durante el desarrollo del Campeonato Mundial de Fútbol, los partidos principales,  aquellos en los que participa la Argentina, puedan ser vistos por los chicos en las escuelas”.

“Han aparecido opiniones muy diversas y desde el punto de vista oficial se ha querido justificar esta posibilidad diciendo que sería una buena ocasión para que mientras se desarrollan los partidos los chicos aprendan datos de la geografía, historia, ciencias sociales y aún lengua de los países protagonistas. Todo relacionado con el gran acontecimiento futbolístico”.

“Hay otros que piensan que es muy difícil que si esas asignaturas no se estudian bien durante el año (y los resultados de las últimas décadas permiten afirmar que tan bien no se estudian) mucho menos se va a aprovechar en medio de la euforia que desencadena un mundial”.

“Lo que hay detrás de todo esto es una realidad sociológica que tendríamos que reconocer alguna vez. En la Argentina existe una tendencia muy fuerte a la pasión futbolística desordenada, es decir que no está ajustada a parámetros absolutamente racionales; en todo ese mes del mundial surge una euforia de patriotismo futbolístico que anula agendas, soslaya compromisos y deja detrás las obligaciones más solemnes”.

“Más allá de que se pueda discutir esta medida (no me voy a pronunciar si está bien o está mal) quiero decir esto: me parece que tiene un valor simbólico muy fuerte esta decisión permisiva que le quita seriedad a la escuela; es un signo de que la escuela en la Argentina hace tiempo ha dejado de ser seria”.

“Lo digo con pesar, y me avala en esto la opinión de gente especializada, mucho más competente que yo. Quiero decir que la autoridad de la escuela ha quedado como desplazada por otros factores que menoscaban su capacidad educativa”.

“La escuela otrora era alto intocable. Cuando digo “autoridad” no lo digo solamente en el sentido puramente burocrático y mucho menos de poder, sino como aquella dignidad, aquella fuerza, aquella capacidad de hacer crecer en la verdad, en la belleza, en la justicia, aquella posibilidad que un sistema educativo coherente y claro otorga a los chicos y chicas de formarse bien, de formarse como personas, integralmente”.

“Este episodio tiene mucho que ver no sólo con el futuro personal de las generaciones que hoy día van a la escuela, sino tiene mucho que ver con el futuro de nuestra sociedad, con el futuro de nuestra patria”.

“Por eso, habría que pensarlo desde este punto de vista. ¿En qué medida este signo es auspicioso y no un signo más de facilismo, populismo y demagogia?”. 

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar