Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto


 

REFLEXIÓN DE MONS. HÉCTOR AGUER, Arzobispo de La Plata

en el programa “Claves para un Mundo Mejor” (sábado, Canal 9)

 

“EL CONSTRUCTIVISMO Y SUS CONSECUENCIAS”

 

“Hoy quiero hablarles de algo que podría parecer un poco difícil, pero espero que me entenderán bien. Probablemente ustedes encuentren en reportajes, en programas de televisión o en ciertas lecturas sobre cuestiones de educación que se usan con frecuencia las palabras “construcción” o “construir”, con referencia a una teoría que se llama constructivismo”.

 “El constructivismo propone una manera de explicar  el conocimiento humano, la conducta y las relaciones sociales”.

“Se dice que el pensamiento es una construcción, a través de esquemas variables de asimilación a la realidad. También se dice que uno construye su yo, construye su conducta. La convicción, la manera de pensar, el estilo de vida se construyen, en todo caso, según la interacción social. El influjo del ambiente sería aquí decisivo. No habría verdades y valores objetivos que pertenecen a  la naturaleza humana y se fundan en ella”.

“En definitiva, no existiría, según esta perspectiva constructivista, una naturaleza de la persona, de sus actos, en cuya proyección se funda el destino del hombre. Entonces, el criterio de la verdad sería simplemente la vigencia. Esto es: lo que recibe en este momento la aprobación general, mayoritaria, lo que tiene vigencia por distintos motivos”.

“Supongamos: los medios de comunicación imponen determinadas pautas, consignas de vida, maneras de juzgar la realidad o la historia más o menos lejana o reciente. De esta imposición tenemos experiencia casi cotidiana”.

“En materia de educación: ahora se ha promulgado una ley de educación sexual que impone obligatoriamente esa asignatura a los niños desde el jardín de infantes. En virtud de los programas que se aplicarán se va a intentar que los chicos “construyan” su identidad de género. Así se dice: construir la identidad de género. Y esto quiere decir que no van a procurar que el nene se eduque como varón y la nena como mujer sino que se le va a enseñar que son posibles distintas opciones sexuales, distintos roles que es necesario respetar para no incurrir en la discriminación. Aquí tenemos una aplicación concreta de la ideología constructivista”.

“Les decía hace un momento que el constructivismo implica una negación de la naturaleza humana y por tanto una negación de lo que llamamos la ley natural que, en el fondo de nuestro corazón, en nuestra conciencia, nos hace conocer qué está bien y qué está mal; esa ley natural está expresada, luego, de un modo positivo, exterior, en los mandamientos de la ley de Dios, en el decálogo”.

“Si no hay un orden natural, si no existe una naturaleza humana quiere decir que no hay un Creador. En definitiva, el constructivismo, llevado a sus últimas instancias, es profundamente ateo, tiene que ver con una concepción atea del hombre y de su destino en el mundo”.

“Hay que estar atentos a estas cosas, porque este lenguaje se va haciendo prácticamente universal. Lo que nosotros siempre tenemos que recordar es que el hombre ha sido hecho a imagen y semejanza de Dios y que no nos construimos a nosotros mismos desmontando nuestra realidad natural y armándola de nuevo según nuestras ocurrencias, los influjos del ambiente y la imposición de la ideología o de la moda, sino que vamos plasmando nuestra personalidad desplegando nuestras inclinaciones naturales y gracias a una educación objetiva que nos recuerda cuáles son aquellos valores fundamentales que fundan nuestra vocación y nuestro destino”.

“Por eso, es importante que la referencia a Dios no desaparezca del horizonte de la educación; de lo contrario, el hombre, con sus pretensiones de autoconstrucción, se encontrará como desnudo en un desierto, sin lugar y sin tiempo”.

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar