Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto

 
REFLEXIÓN DE MONS. HÉCTOR AGUER
,
ARZOBISPO DE LA PLATA

en el programa “Claves para un Mundo Mejor” (Canal 9)



DUDAS Y PREOCUPACIONES
SOBRE LA LEY DE EDUCACIÓN SEXUAL
 

“Queridos amigos: hoy quisiera abordar el tema de la ley de educación sexual en las escuelas, de reciente sanción.  Me llama un poco la atención que esta ley no haya despertado excesivas reacciones de sorpresa o comentarios críticos, sino que más bien ha pasado inadvertida”.

“Quizás esta situación se debe al hecho de que mucha gente temía que el texto legal fuera peor de lo que es. Vamos a ver qué sucede cuando comience a ser implementada”.

“Hay algunos conceptos incorporados al texto legal que pueden ser entendidos benignamente: por ejemplo,  se postula que esta educación sexual debe ser integral y progresiva y se menciona también la participación de los padres de familia”.

“No obstante, es necesario reflexionar sobre este hecho: ¿qué significa que el Estado se arrogue el derecho y el deber de entrometerse en algo tan delicado y esencial, que tiene que ver con la configuración de la personalidad  de los niños? Se trata en este caso del avance estatal sobre un derecho natural, un derecho inalienable, de los padres de familia”.

“Todos sabemos muy bien lo importante y  delicado que es la recta formación de la sexualidad en el conjunto de la personalidad humana. Entre las dimensiones que según el texto legal dan carácter de integralidad a la educación sexual, que se propone implementar, figuran los aspectos afectivos y éticos, pero no se dice nada acerca de la dimensión trascendente del hombre y por tanto tampoco de su vinculación religiosa con Dios”.

“Es verdad que se afirma en el texto de la ley que las instituciones de educación privada podrán poner en marcha este programa de acuerdo con sus propios principios e idearios pedagógicos. Pero cabe una inquietud: aun cuando esto pueda hacerse con independencia en el ámbito de la gestión privada, ¿qué pasará con los niños y niñas que estudian en escuelas estatales?”.

“A mí me preocupa esta comprobación: en los ambientes de asesoría pedagógica, gabinetes de orientación escolar y en general entre los expertos en ciencias sociales, prevalece perspectiva de género”.

“Y sabemos muy bien de qué se trata: es una concepción minimalista del hombre, despojado de su dimensión trascendente, en la que no se reconoce la naturaleza de la persona y de sus actos. En la perspectiva de género se altera la verdadera naturaleza de la sexualidad humana”.

“¿Qué puede ocurrir entonces en la escuela, si además la educación sexual viene a ser obligatoria desde los cinco años? ¿Qué imágenes, qué representaciones, qué sentimientos, qué emociones se van a suscitar en los pequeños, qué orientación se imprimirá a sus vidas? ¿Cómo se hará para dar una educación diversificada a varones y mujeres, según corresponde? ¿Quiénes se ocuparán de formular los contenidos y de preparar a los docentes? ¿Es razonable dejar en las manos anónimas del Estado la suerte de las futuras generaciones argentinas?”.

 “Invito a los padres y madres de familia, a los abuelos, a los maestros y a todos los interesados en la educación a estar alertas acerca de los contenidos que se van a proponer. Corresponde que los padres reivindiquen el derecho que les asiste a saber de qué se trata, qué se hará con sus hijos. Tienen el derecho y el deber de intervenir de un modo decisivo en este asunto y a ejercer eventualmente la objeción de conciencia”

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar