Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto

Homilía para la entrega de diplomas Instituto Parroquial

Santos arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael

 29-09-2006

  

La fiesta a la que nos referimos hoy, se ha celebrado con gran solemnidad a fines de septiembre, desde el siglo sexto por lo menos. El Martirologio Romano afirma que en la festividad se celebra la dedicación de una Basílica en honor de San Miguel, a unos 10 kilómetros al norte de Roma. En el oriente, donde antaño se tenia al arcángel como protector de los enfermos (actualmente se le considera como Capitán de las legiones celestiales y Patrón de los soldados), la veneración a San Miguel es todavía mas antigua.

 Aunque solamente se mencionan los arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael en el calendario de este día, en las oraciones de la misa también están comprendidos todos los ángeles buenos. En esas oraciones se pide que demos gracias a Dios por la gloria que gozan los ángeles y que nos alegremos, el motivo de la alegría es la comunión de los santos, como recordaba el Papa el día de inicio de su ministerio petrino: “no estamos solos”, los ángeles y los santos nos acompañan y ayudan, las oraciones de la misa también, nos invitan a honrar a los ángeles y a implorar su intercesión y ayuda.

 La Biblia sólo menciona por su nombre a tres de los siete Arcángeles que, según la tradición judeocristiana, se hallan más cerca del trono de Dios: Miguel, Gabriel y Rafael.

 

San Miguel Arcángel, ¿quién cómo Dios?

A San Miguel lo nombra tres veces la S. Biblia. Primero en el capítulo 12 del libro de Daniel a donde se dice: "Al final de los tiempos aparecerá Miguel, el gran Príncipe que defiende a los hijos del pueblo de Dios. Y entonces los muertos resucitarán. Los que hicieron el bien, para la Vida Eterna, y los que hicieron el mal, para la muerte eterna". En el capítulo 12 del Libro del Apocalipsis se cuenta lo siguiente: "Hubo una gran batalla en el cielo. Miguel y sus ángeles combatieron contra Satanás y los suyos, que fueron derrotados, y no hubo lugar para ellos en el cielo, y fue arrojada la Serpiente antigua, el diablo, el seductor del mundo. Ay de la tierra y del mar, porque el diablo ha bajado a vosotros con gran furor, sabiendo que le queda poco tiempo". En la Carta de San Judas Tadeo se dice: "El Arcángel San Miguel cuando se le enfrentó al diablo le dijo: ‘Que te castigue el Señor’". Por eso a San Miguel lo pintan atacando a la serpiente infernal. La Iglesia ha tenido siempre una gran devoción al Arcángel San Miguel, especialmente para pedirle que nos libre de los ataques del demonio y que proteja a su Iglesia.

 

SAN GABRIEL ARCÁNGEL, Dios es mi protector 

Según el profeta Daniel (IX, 21) fue Gabriel el que anunció el tiempo de la venida del Mesías. Fue él, de nuevo, quien se apareció a Zacarías "estando de pie a la derecha del altar del incienso" (Lucas 1, 10-19), para darle a conocer el futuro nacimiento del Precursor y finalmente, el arcángel como embajador de Dios, fue enviado a María, en Nazaret para proclamar el misterio de la Encarnación.

Por otro lado, existe evidencia arqueológica que el culto de San Gabriel no es en ningún sentido una innovación; hay muchas representaciones del ángel en el arte primitivo cristiano, tanto de oriente como de occidente.

 

SAN RAFAEL ARCÁNGEL, Medicina de Dios 

En el Libro de Tobías se cuenta que Dios envió a San Rafael a ayudar al anciano Tobías, quien estaba ciego y se hallaba en una gran aflicción, y a Sarah, la hija de Raquel, cuyos siete maridos habían muerto la noche del día bodas.

San Rafael tomó la forma humana y se hizo llamar Azarías. Éste, acompañó a Tobías en su viaje, le ayudó en sus dificultades y le explicó cómo podía casarse con Sarah sin peligro alguno. En el libro de Tobías el mismo Arcángel se describe como "uno de los siete que están en la presencia del Señor".

 Celebramos la Eucaristía, que esencialmente es acción de gracias al Padre por el don de Jesucristo, de su entrega, de la salvación que nos ofrece. Con ella también queremos agradecer el camino recorrido de estos hermanos y hermanas que hoy concluyen sus estudios y reciben su título de profesor o técnico. El Instituto Superior de Formación Docente y Técnica “Ciudad de Mercedes”, hoy presenta estos nuevos egresados, provenientes de diversas ciudades de nuestra arquidiócesis (Suipacha, Gral. Rodríguez, San Andrés de Giles, San Antonio de Areco, Luján, etc.) Les agradecemos su perseverancia y los felicitamos invitándolos a ofrecer junto con los conocimientos aprendidos un testimonio cristiano en el trabajo, responsabilidad y testimonio en medio de esta sociedad que necesita redescubrir los valores humanos y cristianos.

Aliento a estos hermanos nuestros a seguir perfeccionándose y los encomiendo a nuestra Señora Reina de los ángeles para que los acompañe y bendiga.

 

+ Mons. Rubén H. Di Monte

Arzobispo de Mercedes-Luján

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar