Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto


Homilía de Mons. Miguel Esteban Hesayne,
Obispo Emérito de Viedma

EL LÍMITE DEL PERDÓN ES EL AMOR

Mateo 18,21-35

       En este pasaje encontramos la explicación más concreta y bella de la quinta petición del Padre Nuestro. Es el mismo Jesús que desarrolla el tema del “perdón” Contestando a Pedro, Jesús reafirma que no hay límite para el perdón cristiano. Cuantas veces-hoy- después de más de dos mil año que Jesús enseña el “perdón cristiano” hasta perdonar a sus victimarios, no pocos cristianos responden con la mentalidad que manifiesta Pedro en la pregunta que le hace a Jesús sobre cuantas veces debía perdonar. Estos cristianos son el eco de una justicia meramente vengativa.

Jesús, principalmente, en el tema del perdón, enseña que debemos ser eco vivencial de Dios- Amor. No se trata de una defensa del ofensor ni tampoco de ocultar la ofensa como si el perdón fuere un “manto del olvido”. Es una actitud de apertura del ofendido hacia el ofensor para darle la posibilidad de que reconozca el error o culpa que ha cometido; es un ofrecimiento de comunión que le devuelva la posibilidad de integrarse en la comunidad humana en actitud constructiva. No se es plenamente ser humano si no se vive en plena apertura a todo otro ser humano. En el cristiano no cabe la exclusión ni de un solo ser humano. El perdón cristiano es ofrecer al que nos ha ofendido el “don” que Dios nos ha concedido enviando a su propio Hijo Jesús para perdonarnos y no para condenarnos. El perdón ,entonces, es una gracia divina que debemos implorar para ser constructores de la Paz en el mundo que nos toca vivir. La defensa de los Derechos Humanos no es unos contra otros sino cada uno a favor de todos- No es una militancia optativa. Es la actitud inherente al ser humano en cuanto tal.

En la Argentina de hoy los argentinos cristianos debemos entender que la ley del perdón es. vinculante y no facultativa. Es como un contrato entre Dios y nosotros, firmado con la Sangre de Jesús derramada en la Cruz. Por eso, que la Memoria de los hechos aberrantes del Terrorismo de Estado y del Terrorismo Guerrillero  que hemos padecido en décadas pasadas, los bautizados la hemos de vivir en clave cristiana como un contrato social humanizante Hemos de invitar a la convivencia en paz a los no cristianos e incluso a quiénes nos persiguieran. Somos discípulos de quién murió víctima del odio y la injusticia perdonando a sus victimarios. Por eso, en el origen de la misma denuncia del pecado no se ha aborrecer al pecador. Cabe, más bien,  recuperarlo para la sociedad exigiéndole  la reparación del mal que hubiere cometido.

Para que el “NUNCA MÁS”  sea una realidad en el presente y futuro de Gobierno y Pueblo Argentino, viviendo una Nación pacificada y próspera, se ha de asumir la universalidad e indivisibilidad de los Derechos Humanos. Se ha de buscar la Verdad, respetar la Libertad, cumplir la Justicia desde el Amor Solidario.

El trípode firme e inconmovible de la dignidad humana es verdad- justicia-amor.

       La justicia verdadera no es vengativa sino correctiva La corrección cuando necesaria, para el discípulo de Jesús, está animada por un corazón fraterno que busca encaminar por la senda de la verdad y la justicia a quién ha violado la ley del amor projimal.

         El axioma cristiano para la convivencia pacífica nos lo ha dejado S. Pablo escribiendo a los cristianos de Efeso 4,15  “vivan en la verdad y en el amor”

        La Verdad exige la confesión del pecado o violación de la ley y la Justicia exige la reparación del mal cometido y el Amor exige respeto a la dignidad de la persona humana aún en situación límite de ofensor Por eso, San Agustín ha sentenciado que se ha de aborrecer el pecado y amar al pecador. Amor projimal cristiano que incluye la corrección fraterna ( Mateo 18,15) con la firmeza de la justicia para el bien integral de la convivencia social en auténticas relaciones fraternas, justas y solidarias.

                                                                                  Miguel Esteban Hesayne

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar