Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto


PASCUA: FUENTE DE FRATERNIDAD

07/05/06

 

           Comentando la homilía anterior, una persona defensora fervorosa del catolicismo me pregunta con extrañeza porqué en el tema de la Pascua Cristiana hago referencia al mundo de los cartoneros…Y sencillamente  porque creo y quiero proclamar la Muerte y Resurrección de Jesús. Como Pedro y demás Apóstoles desde la mañana de Pentecostés no hacen otra cosa  que anunciar a Jesús y llamar a conversión recreando nuevo estilo de vida en la sociedad por donde van pasando, hoy también los creyentes en Jesús Resucitado no debemos hacer otra cosa que anunciar el nuevo mundo que se construye en tanto en cuanto se acepta en forma existencial que Jesús fue  crucificado por nosotros y ha sido resucitado para nosotros por Dios que nos ama con infinito AMOR.

            La constante en el anuncio apostólico de Jesús resucitado, es que la conversión a la Fe Cristiana se manifiesta creando  espacios donde las relaciones humanas se van transformando de relaciones de dominación en relaciones de fraternidad, de relaciones de esclavitud en relaciones de libertad… A tal punto  es exigente la transformación pascual, que S. Pablo llega a proclamar una igualdad que hoy llamaríamos globalizada: “ya no hay varón ni mujer, judío ni griego, señor ni esclavo” (1 Cor.12, 13)

            Parafraseando a S. Bernardo que les  advertía a sus monjes “el ornamento distrae la oración” hoy hay que advertir a innumerables católicos que contentarse con asistir  a las ceremonias de Semana Santa o a misas para cumplir con el Precepto no es celebrar la Pascua del Señor y menos vivir la FE CATÓLICA. Es una caricatura alienante.

            Hoy, porque  una mayoría de bautizados en la Iglesia Católica  ha perdido la significación existencial de la Pascua, hay que entregarse a una tarea catequética  de re-actualizar los signos que muestren la Fe en Jesús resucitado para hombres y mujeres del siglo XXI con hechos y dichos del siglo XXI en el aquí y ahora de la historia actual.

            Precisamente, otra persona también católica con honda y lúcida Fe Pascual y que participa de marchas reclamando justicia social, a propósito de la mentada Homilía  me pregunta en sentido inverso a la primera:

Lo que hay de común es un deseo de justicia y de fraternidad en esas marchas...

Y entonces, me pregunto: ¿por qué en estas marchas no hay grupos de cristianos?

No hay parroquias, no hay colegios católicos…

¿Por qué no manifiestan por más justicia y más fraternidad a la par de tanta gente?

¿Por qué esta voluntad de no comprometerse?

¿Por qué este afán de no meterse?

¿Por qué ser creyente implica prescindir de la política?”

            Y me apresuro a contestarle: porque desconocen el Evangelio a través del Vaticano II. Transcribo uno de los tantos llamados del Concilio a vivir la Fe Cristiana en actitud pascual existencial: “Resulta escandaloso el hecho de las excesivas desigualdades económicas sociales que se dan entre los miembros o pueblos de una misma familia humana… Luchen con energía contra cualquier esclavitud social o política y respeten, bajo cualquier régimen político, los derechos fundamentales del hombre” Gozo y Esperanza.29

                S.Pedro al anunciar a Jesús resucitado llama a conversión. Los que lo escuchan preguntan  “qué tenemos que hacer” y concluyen en convivencia fraterna sin pobres[1]

Hoy reactualicemos el llamado en nuestras comunidades eucarísticas donde nos abrevamos de la energía pascual que nos capacita para  escuchar el GRITO DE LOS EXCLUIDOS apoyando sus organizaciones  en reclamos de equidad social con coraje del Espíritu y realismo, de suerte que la Iglesia sea, de verdad, la servidora del país.  

Miguel Esteban Hesayne
                                                                                              Obispo


[1]  Hechos 2,42

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar