Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto


HOMILÍA de Mons. Miguel Esteban Hesayne
Obispo Emérito de Viedma

- 30 de julio de 2006 -


TESTIMONIO  DEL MARTIRIO DEL OBISPO ENRIQUE ANGELELLI

 

De acuerdo a  documentación judicial, la certeza moral del asesinato de Enrique Angelelli ha logrado la certeza judicial a tal punto que la Corte Federal establece, en forma indudable, circunstancias que no pueden ser materia de controversia y califica  jurídicamente el caso Angelelli, en forma definitiva e incontrovertible, homicidio calificado.  

            La patraña  criminal del accidente provocado por  una falsa maniobra que habría cometido el Obispo Angelelli en ese momento, queda al descubierto ante datos probados y asentados en la documentación de referencia.

Queda probado:

      * que la camioneta fue encerrada por la izquierda al momento que se produce una explosión…

                                   * que el cuerpo del Obispo Angelelli quedó ubicado a veinticinco metros del lugar final de la camioneta… con el cuerpo extendido y los pies juntos…mostrando ambos talones pérdida de la piel sin ningún indicio de golpes o contusiones en el resto del cuerpo… por eso, se infiere que fue arrastrado hasta el lugar mencionado por intervención de los autores del hecho.

                                   * que la camioneta presentaba una goma desinflada, cuya cámara tenía un corte  de trece centímetros, lo que no fue causa del vuelco según pericial mecánica practicada.

            Por estos datos y otras circunstancias, objetivamente, probatorias, queda firme la sentencia judicial que la “muerte de Monseñor  Enrique Ángel Angelelli no obedeció a un accidente de tránsito, sino a un homicidio fríamente premeditado y esperado por la víctima” reza la resolución del Expediente Nº 23.350 del Juzgado de Instrucción en lo Criminal y Correccional N 1 de la Ciudad de La Rioja.

            A este testimonio judicial se le puede agregar otros elementos de juicio ponderables, que confirman hasta la evidencia, que nuestro Obispo argentino Angelelli fue  asesinado. Estas y otras   muchas circunstancias y testimonios  dejan la fundada certeza  que se quiso borrar hasta la misma muerte del perseguido Pastor riojano, porque anunciaba el Evangelio de Jesús a secas en el marco de plena fidelidad al Concilio Vaticano II y su predica evangelizadora molestaba a los proyectos gubernamentales provinciales y nacionales.

            Uno hecho, que hace poco tiempo se me ha trasmitido y estimo casi desconocido,  sumamente elocuente y que presume participación personal de las Fuerzas Armadas y de Seguridad directa o indirectamente en el asesinato del Obispo Angelelli, es el testimonio de la Religiosa enfermera diplomada que cumplía guardia, en la morgue del Hospital de la Ciudad de La Rioja, ese día de la muerte del Obispo. Le tocó limpiar el cadáver del Obispo Angelelli y al darlo vuelta en la camilla, se sorprendió por un orificio muy hondo en la nuca del cadáver…Ante la exclamación de sorpresa de la Religiosa enfermera, dos Oficiales de las Fuerzas Armadas y Seguridad que se encontraban en custodia…de inmediato la retiraron de lo que era su tarea habitual, ordenándole textualmente: “Hermana Ud. no ha visto nada”.  

            Ante este hecho y otros como el de pretender allanar el Obispado de La Rioja al conocerse la muerte del Obispo ¿se puede, ni siquiera, dudar que, de una u otra manera,  las Autoridades del Gobierno de facto y las Fuerzas Armadas  y de Seguridad tuvieron participación en la muerte  de Angelelli a quién no pudieron silenciar en vida? Esto es lo que restaría probar junto con los civiles acusados en el Expediente citado y es competencia de la Cámara Federal de Córdoba, competencia que le fuera otorgada por el Alto Tribunal de la Corte Suprema. Pero esto, interesa para llegar a una sentencia condenatoria de los directos o indirectos ejecutores del crimen. 
 

Miguel Esteban Hesayne
Obispo

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar