Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto

 

Homilía de Mons. Miguel Esteban Hesayne,
 Obispo Emérito de Viedma

20-08-06 

 

MIRANDO HACIA ADENTRO
 DE LA IGLESIA CATÓLICA

 

Una sociedad que no respeta la vida humana desde el instante de su concepción hasta el “último suspiro”, no es humana… Una Iglesia que no se preocupe de la vida humana en toda su trayectoria histórica… no es la Iglesia pensada por Jesucristo…

            Por eso, los católicos nos tenemos que sentar a dialogar como “Pueblo de Dios” para preguntarnos ¿qué le pasa a Iglesia Católica en la Argentina? Y me apresuro a aclarar: la Iglesia no se reduce a obispos y sacerdotes, a obispados y templos parroquiales… La Iglesia es la comunidad de los fieles creyentes en Jesús muerto y resucitado. Es la Iglesia que tiene la fuerza de lo Alto para impregnar el tejido social con criterios – actitudes con la vida misma del mismísimo Jesús, de manera que la gente sea más honesta, más responsable, con mayor sensibilidad  para cuanto se refiera al respeto que se merecen las personas, a la sinceridad en la relaciones humanas, a la justicia en los negocios, al cumplimiento de las obligaciones sociales y laborales, etc.

            Y si esto no sucede en la sociedad argentina, ninguno de los católicos argentinos nos podemos quedar tranquilos. En la medida de nuestra Fe Católica hemos de estar preocupados de la situación social-económica-política cultural de nuestra sociedad…No hay que olvidar un instante, para no caer en una perversión religiosa, que la situación material de los demás interpela, cuestiona y preocupa al creyente en Jesús y su Evangelio. Y cada creyente, desde su rol en la sociedad, ha de encarar la solución que corresponda a la dignidad humana, más aún, a la dignidad de hijas e hijos de Dios.

            Los católicos nos hemos de considerar “discípulos del Dios de Jesucristo” que nos enseña y orienta en nuestra vida humana mediante el Evangelio de su Hijo Jesús.-

            Seamos sinceros con nosotros mismos. Si la sociedad argentina se ha descristianizado, la razón es que la Iglesia en parroquias y otras instituciones eclesiásticas, no termina de asumir el Concilio Vaticano II y por eso, después de 40 años los Obispos Latinoamericanos han tenido que insistir que “todos y todo” en la Iglesia se ha de convertir al Evangelio… ( Cfr.S.Domingo.Nº 30)

            Y el Evangelio es sumamente claro. Por eso, que irrita a mucha gente religiosa de hoy, como irritó a la gente religiosa de la época de Jesús. Porque Jesús, enseñando lo que su Padre Dios le dictaba, tomó en serio la dirección espiritual y pastoral “desde los pobres a todos” y no “desde los ricos para ayudar a los pobres”. Jesús anunció el reinado de Dios dando  protagonismo a los marginados por uno u otro motivo.

¿En nuestras organizaciones o instituciones católicas tienen voz y voto los que no tienen voz y voto en la sociedad? ¿Nuestra “caridad cristiana” queda satisfecha por una ayuda, por cuantiosa  que fuere, pero simple ayuda?”. ¿Qué está pasando en la Iglesia que peregrina en la Argentina de hoy? A nivel de documentos está definido con suma claridad que la “opción preferencial por los pobres” se practica cuando normas e instituciones se orientan  “desde los pobres a todos”- ¿Es la praxis generalizada?

Seamos honestos… en la generalidad de la “organización eclesiástica” ¿se organiza de tal forma que los “excluidos” en la sociedad argentina, de hoy,  pueden, al menos, concurrir, en igualdad de posibilidades, que los pudientes? ¿Los pobres se sienten convocados por la Iglesia Católica? -¿Las Universidades y Colegios Católicos están abiertos con realidad de posibilidades, preferentemente a los pobres? ¿Se facilita la participación de los “excluidos” en nuestras asambleas parroquiales y congresos?-

Los “hombres de Iglesia” no perdamos más tiempo quedándonos en la denuncia y no temamos formar un laicado radicalizado en el Evangelio que a través de comunidades eclesiales de base sea  Iglesia-pueblo de Dios, fermento de justicia-libertad y amor solidario en la Sociedad Argentina. Si se pone en práctica la consigna “desde los pobres a todos” la  “nueva evangelización” será nueva realidad pastoral y no simple enunciado escrito en documentos pastorales episcopales.

Miguel Esteban Hesayne

Obispo

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar