Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto

 
MENSAJE DE ADVIENTO DE MONS. MIGUEL E. HESAYNE

Obispo Emérito de Viedma

Preparando NAVIDAD 2006

 

           Para que el augurio “Feliz Navidad” no sea una mera costumbre, los cristianos nos hemos de  esmerar en la celebración del acontecimiento central de la historia humana: Dios se hace Hombre para que el Hombre sea capaz de vivir la plenitud humana y lograr una vida  realmente feliz.-

Celebrar la Navidad en la Argentina de hoy es reactualizar el texto bíblico “el pueblo que caminaba en la oscuridad de la noche ha visto una gran luz”.- (Isaías 9,2)

            La situación socio-económica- cultural.-política que vive la mayoría de los argentinos tiene que hacer reflexionar a la Iglesia a nivel de todos sus sectores: pastores, religiosos, laicos-sobre si hemos estado anunciando con sencillez y claridad quién es el Niño que nació en Belén hace dos mil años y para qué nació y en la forma que nació.-

La celebración navideña de este año en el que la sociedad argentina vive turbada y violenta, en el que familias adineradas  van a seguir entregadas al consumismo, a pesar de otras familias que no tienen lo indispensable para subsistir, en el que dirigentes gubernamentales  siguen legislando a favor de sus intereses en contra del bien común del pueblo, con el agravante de adormecer sus conciencias con  la asistencia a Misa de Noche Buena o levantar algún Pesebre, es preciso que los cristianos  reaccionemos para que la Navidad no sea manipuleada a favor de una paz y fraternidad superficiales.-

            El mensaje  del Nacimiento de Jesús- el Dios con nosotros- se proyecta  a todos los instantes de la vida de cada ser humano.- Por consiguiente, a todas las estructuras de la sociedad humana y a todas las épocas de la historia.-

            El  mensaje  de la cuna de Belén es un mensaje de esperanza y alegría porque es un mensaje de vida digna y gozosa para todo hombre o mujer que viene a este mundo.

            Ahora bien, si la Navidad 2006 encuentra argentinas/os en situación  de desesperanza y tristeza, como Iglesia (pastores-religiosos-laicos) nos tenemos que preguntar si venimos dando el mensaje navideño con fidelidad evangélica.-

            En torno al Nacimiento de Jesús- Hijo de Dios e Hijo de una muchachita judía llamada María de Nazaret- se movieron algunos actores que  no solo debemos recordar sino que  nos iluminan  para releer el mensaje navideño para cada año.-

            En Belén de Judá-primera Navidad- hubo aceptación  y rechazo, hubo  reconocimiento generoso y  posturas interesadas.-

            Los pastores son los pobres con Espíritu, abiertos hasta las últimas consecuencias del Evangelio       para vivir, con alegre esperanza, la fraternidad en justicia y libertad- Por el contrario, el rechazo del portazo  de familias belenitas  a la pareja de María y José es, hoy, la familia cerrada,  buscando su mayor bienestar con indiferencia a familias- quizá vecinas- que esperan una mano tendida.- La búsqueda  creyente y generosa de los Magos contrasta con la búsqueda  interesada  de Herodes.- Los primeros  son los cristianos dirigentes  que sirven al pueblo. Y… los que  se enriquecen  a costa del pueblo, están prefigurados en la ambición criminal de Herodes.-

            La Iglesia  que peregrina en la sociedad argentina tiene que reconocer, en esta Navidad 2006, que no ha sido suficientemente lúcida para iluminar las tinieblas del pecado de corrupción que obscurece hasta el sentido de Nación. Está faltando  el primer gesto que iluminó y alegró la Noche de Belén en el gozoso anuncio a los pastores: la opción preferencial  por los pobres  como dirección fundamental  en una nueva evangelización.- Y está faltando una catequesis política que forme la conciencia de los dirigentes del País,  Con esperanza de Nueva Evangelización, los saludo fraternalmente con un cordial augurio de FELIZ NAVIDAD.

Miguel Esteban Hesayne

Obispo

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar