Oficina de Prensa

prensa@cea.org.ar

Todas las Noticias

HOME PRENSA

HOME CEA

La voz de los pastores

Documentos

Agenda CEA

Otras oficinas de Prensa

Vínculos

Contacto


OBISPADO DE SAN JUSTO

MENSAJE PASTORAL DE NAVIDAD 2005

HOY NOS HA NACIDO UN SALVADOR: EL MESÍAS , EL SEÑOR (Lc 2,12)

 

Queridos hermanos y hermanas: Con el gozo profundo, propio de la Nochebuena , les deseo una Navidad muy plena de gracia que nos lleve a todos a un encuentro con el Niño de Belén, en la contemplación de su Rostro y en la experiencia de su ternura , derramando en nuestros corazones heridos, su Paz, y abriéndonos el Camino, con su Luz.
¡Feliz Navidad!
 

1.UN NIÑO NOS HA NACIDO, UN HIJO NOS HA SIDO DADO
 
¡Qué asombroso es Dios! Su revelación plena  se cumple en  un niño recién nacido, envuelto en pañales y recostado en la pobreza de un pesebre.
Su nombre es Jesús : rostro humano de Dios y rostro divino del hombre.
Un niño que nos habla con su pequeñez , su ternura, y en la fragilidad de la carne. Un Dios que es Amor y se ocupa del hombre, de todo el hombre y de todos los hombres.
Así ha querido entrar en nuestra historia, por el camino de la pequeñez y de la  humildad, en el corazón de una familia y en la realidad concreta de su Pueblo.

Un niño que es Dios. Un Dios que se hace niño, para que  lleguemos a ser hijos de Dios, lleguemos a hacernos en Él, hermanos de todos los hombres.

El Niño Dios, desde la sencillez y la pobreza del pesebre, como lo hará plenamente desde la Cruz,  atrae hacia Él , de una manera  especial,  a los  humildes y pobres, como los pastores y también a los “grandes”, que se hacen pequeños, como los Magos de Oriente.

Aprendamos en esta Navidad, con la gracia de este Niño  a hacernos  pequeños para poder entrar en el Reino de Dios y a vivir sus exigencias de amor y de paz. “ Navidad es un llamado a valorar la bondad que Dios sembró en cada uno de nosotros, en las diversas comunidades y en los grupos que componen nuestra sociedad, para que , en un clima de real libertad y diálogo sincero, podamos reafirmar los valores que han definido nuestra identidad cultural preservándola de concepciones que puedan dañarla. Es también un llamado a renovar nuestra actitud de servicio para que todos los argentinos nos sintamos protagonistas en la construcción de una Patria de hermanos” (CPE).

 

2 ANUNCIÓ LA PAZ A LOS QUE ESTABAN LEJOS Y A LOS QUE ESTABAN CERCA

El  Profeta lo anunció a este Niño ,como Príncipe de la Paz, los Ángeles cantaron en su nacimiento: ¡ Paz a los hombre que ama el Señor! , el Apóstol  nos anuncia que, “Él es nuestra paz : Él ha unido a los dos pueblos en uno solo, derribando el muro de enemistad que los separaba...Así creó con los dos pueblos un solo Hombre nuevo en su propia persona , restableciendo la paz y los reconcilió con Dios en un solo Cuerpo, por medio de la Cruz, destruyendo la enemistad en su persona. Y Él vino a proclamar la Buena Noticia de la Paz, paz para ustedes que estaban lejos, paz también  para aquellos que  estaban cerca”. (Ef. 2,14-18)

El hombre, sin embargo, sigue siendo víctima de otros hombres y su profunda dignidad no es cuidada  en el mundo y  también entre nosotros. Nos duelen tantos signos de muerte y los desvalores que la envuelven. Con los Obispos Argentinos les digo: “Es nuestro deseo, que así como el Hijo de Dios al hacerse hombre se constituyó en signo de esperanza para la humanidad, en esta Navidad, cada uno de nosotros podamos convertirnos en hombres y mujeres capaces de transformar a nuestro país en una tierra donde reinen la verdad y la justicia, la libertad y la paz, la solidaridad y la esperanza.” “ En la dulce mirada del Niño de Belén, encontraremos la fortaleza, para deponer rencores y resentimientos y una luz para recorrer un camino nuevo, trabajando por la reconciliación y el encuentro de todos los argentinos”.

El Niño Dios vino a poner en el corazón de cada uno de nosotros su Paz y a establecer nueva relaciones con el Padre y con los hermanos, especialmente con los mas pobres, material, espiritual y moralmente.

 

3. EL PUEBLO QUE CAMINABA EN LAS TINIEBLAS HA VISTO UNA GRAN LUZ

En el misterio de la Nochebuena, cuando el corazón se vuelve corazón de niño y dejamos entrar a Aquel, que es nuestra Paz , la luz comienza a brillar dentro de nosotros, disipando nuestras oscuridades , iluminando nuestras cegueras y ungiendo nuestra heridas e inconsistencias.

Si nuestro corazón asume las noches oscuras del alma , es decir todas nuestras crisis espirituales y los dolores profundos que no comprendemos,  la luz de la fe y del amor, nos hace experimentar el luminoso Misterio del corazón de Cristo, el Señor, como fuente de consolación y de misericordia.

Si abrimos las puertas de nuestra familia , las relaciones de los esposos, la responsabilidad de los padres y el amor de los hijos y hermanos, la Luz de Belén los convierte en hogares cuya piedra angular es Jesús.

Cada Comunidad cristiana está llamada a vivir en esta Navidad la belleza de Jesús y encontrar en la ternura del Niño Dios, un camino pastoral luminoso y el compromiso de   promover la comunión y participación de todos los hombres de buena voluntad.

Que Argentina, todos sus ciudadanos y dirigentes,  encontremos en esta Navidad, la Luz de Cristo, para que construyamos juntos como hermanos , la civilización del amor y la cultura de la vida, la cultura de la comunión y del diálogo y  la cultura de la justicia, del perdón y de la paz.

 

Pongámonos en el corazón de María para que en esta Navidad, Cristo Niño, encuentre, la apertura de nuestro corazón, de nuestra familia y de nuestra Patria.

 

Los abrazo con mi oración y los bendigo de corazón, desde la gozosa  Eucaristía de la Navidad.

 

¡ DIOS ES AMOR! 

+Baldomero Carlos Martini

                                                                                                                                                           Obispo de San Justo

  

¡ FELIZ NAVIDAD Y AÑO NUEVO 2006!

 

          Si desea recibir nuestro servicio de noticias, envíenos un mail a :

prensa@cea.org.ar